FURIA

El Instante

Avanza entre el ruido y la prisa, camina con él, la lleva dentro. Su furia es sorda y ciega, pero grita alto cuando los ve ante sus ojos. A todas horas, de la mañana a la noche, consume sus horas paradas, inútiles, indignas, frente a ellos, mientras desayuna, come, cena, los ve en la televisión, los escucha en la radio, los lee en el periódico. Los mismos nombres, las mismas caras, les ve más canas y más arrugas, envejecidos como él, van y vienen, algunos a veces desaparecen y otros llegan. Y ahora son más. En los últimos meses, otros nuevos se asoman al espectáculo, dando codazos impúdicos a los que guardaban su sitio con esfuerzo, dinero y mentiras. Gestos, muecas, voces. A todos les grita impotente su rabia, traidores contra una víctima anónima. Él que trabajó con honradez toda su vida. Ahora conspiran para hundirle la vida que se…

Ver la entrada original 356 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s