Naranjas traigo: Laverda SFC 750

Era la motocicleta racing , hoy rancia, por excelencia. 750 cc bicilíndrico. Dos pucheros de largo recorrido que empujaban asíncronamente en los años 80. Al mirar esta foto nos retrotraemos a los mundos de Starsky y Hatch, pantalones vaqueros ajustados y con campana, rebecas de ganchillo y mucha-mucha televisión. Los amortiguadores traseros me hacen daño a la vista y me imagino, al piloto, con riñonera y temblando síncronamente a raíz de las muchas vibraciones.

En la soledad de las 24 horas de Lemans o la subida al Montseny, sin rozar rodilla por supuesto, al puro estilo Christian Sarron: esta motocicleta debería moverse a sus anchas.

Laverda
Laverda

El bloque motor es inmenso. Los escapes sencillos. Llantas de aleación y casi-casi de radios.

Seguramente Juan Benet vió a una mujer con torso desnudo a lomos de una Laverda, en plena Castellana. Herrumbrosas lanzas alzadas a tenor de una próxima batalla que probablemente devenga el futuro.

Escucha cómo suena:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s